Los miserables

El portavoz adjunto del Partido Popular en el Congreso, Rafael Hernando, se ha atrevido a  decir que la responsabilidad de que los niños pasen hambre es de sus padres. Este señor debe ignorar la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que reconoce en los Estados la obligación de proporcionar a la población las condiciones materiales mínimas para su subsistencia. La culpa de que la tasa de pobreza en España sea del 21,8% (de las más altas de la Unión Europea) es del Gobierno que permite esta situación.

Lo que demuestran las chulescas declaraciones de Hernando es que el PP ha alcanzado un nivel de desfachatez sin igual, sus integrantes ya ni siquiera disimulan su desprecio a la ciudadanía. Al contrario, estos patriotas de pacotilla que usan a Gibraltar para desviar la atención de la corrupción en la que viven, hacen gala de su soberbia y su cinismo sin ningún reparo para reírse de la democracia y del pueblo español.

Estos miserables se llenan los bolsillos de dinero público mientras favorecen los intereses de la minoría más poderosa y promueven la precariedad más absoluta en el resto de la población. Es un crimen que millones de parados  no reciban ninguna prestación y se regalen millones de euros a la banca y a fabricantes de armamento. Sin ir más lejos, en las últimas semanas el FROB ha dado por perdidos 36.000 millones de euros. Para que luego digan que no hay dinero para los desempleados, para educación y para sanidad.

Los liberales del PP nos quieren hacer creer que el Estado no tiene ninguna responsabilidad con la población, sin embargo, se sirven de los recursos públicos para enriquecerse y establecerse en las instituciones de forma permanente con la complicidad de sus medios de comunicación, que criminalizan a los que denuncian  la injusticia social en la que vivimos, casos como el 15-M, la PAH o el SAT, ejemplos de lucha popular por el bien de los más desfavorecidos que deberían ser referentes morales en nuestro país. Sin embargo, el egoísmo y el individualismo son los valores supremos de la derecha, cualquiera que se salga de su guión establecido es ETA.

Desgraciadamente, a día de hoy, los que mandan en España con un poder absoluto, sin rendición de cuentas ante la ciudadanía, son los inmorales, los que engañan en las campañas electorales, los que cobran sobresueldos de dinero público (de justicia según ellos), los que se mandan SMS de apoyo con evasores fiscales o los que cobran dietas de alojamiento de 1.823 euros mensuales pese a tener viviendas en propiedad en Madrid, como el propio Hernando.

El gobierno de los miserables tiene que acabar y el poder tiene que cambiar de bando. Eso sí es de justicia.

Etiquetas: , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: