Archive for the ‘Sin categoría’ Category

El rey Juan Carlos se atreve a dar lecciones de conducta a la ciudadanía

18 septiembre, 2012

Increíble pero cierto. El rey Juan Carlos, no conformándose con vivir de forma lujosa a costa del pueblo, ha publicado una carta en la que define la actitud que la ciudadanía ha de tener en tiempos de crisis.

El rey apela a los valores de la transición para justificar la sumisión ante la injusticia y la tiranía que suponen los recortes de Rajoy. Además, tras la manifestación independentista de la Diada, llama a mantener la unidad de todos, claro, unidad en torno a quien le mantenga viviendo del cuento…

Un sujeto de la catadura moral de Juan Carlos no es, ni mucho menos, el más idóneo para dar lecciones de conducta. No es nadie para discutir el derecho cívico a manifestarse contra la tiranía de un Gobireno ilegítimo por sus mentiras, igual que la Corona es ilegítima por su propia naturaleza, incompatible con un sistema democrático, y por su pasado de apoyo al franquismo.

Ya es hora de acabar con la gran mentira, sostenida por los partidos mayoritarios y los medios de comunicación a su servicio, de que la transición fue un proceso histórico modélico, pues supuso, gracias a la vergonzosa claudicación de la izquierda, la perpetuación en el poder político y económico de la oligarquía franquista. Hay que sustituir los valores de dominación y sumisión a las élites que triunfaron entonces por  valores realmente democráticos.

La soberanía popular radica en el derecho a decidir del pueblo. Por mucho que al rey franquista le moleste, serán los ciudadanos los que, tarde o temprano, tengan que votar si quieren una monarquía corrupta o una república democrática en la que nadie les pueda imponer medidas contrarias al interés general.

Por cierto, según la carta del Borbón estos son los valores que hay que seguir: “el trabajo, el esfuerzo, el mérito, la generosidad, el diálogo, el imperativo ético, el sacrificio de los intereses particulares en aras del interés general, la renuncia a la verdad en exclusiva“. Él no ha practicado ninguno de ellos en toda su vida…

Anuncios

Adiós Público

25 febrero, 2012

El diario Público ha cerrado su publicación escrita por la falta de inversores. Esta noticia supone el fin del único periódico de gran tirada a nivel nacional de ideología claramente de izquierdas, si bien mantien su edición digital.

Esto abre el debate en torno a la libertad de expresión en las democracias capitalistas. La realidad es que la capacidad de transmitir la información a gran escala es directamente proporcional a la fuerza económica del potencial transmisor; con lo cual, la libertad propia de la democracia se convierte en una libertad teórica, que en la práctica sólo tienen los grandes emporios empresariales capaces de acumular grandes capitales.

¿Qué ocurre con esto? Que casualmente los que disponen del potencial económico suelen ser los grupos de derechas. Esto se ve reflejado en el panorama mediático español más que en cualquier otra democracia europea. Así, la mayoría de la prensa de este país difunde una ideología conservadora, destinada únicamente a mantener el equilibrio de poder, que en realidad no es más que un desequilibrio a su favor.

La misma situación que se da en la prensa se da en la radio y en la televisión, donde la TDT está inundada de medios ultraderechistas y las cadenas más progresistas han sido absorbidas por grupos más poderosos económicamente, como ocurrió con Cuatro y LaSexta.

Como resultado de la supeditación del mundo mediático al mundo económico, algo que también le ocurre al mundo político, se da la casi total dominción de la comunicación, y por tanto, de los marcos discursivos de la población por parte de los círculos de poder que dominan a las clases trabajadoras. Ejemplo de ello es la inmediata criminalización de cualquier protesta cívica (como los movimientos 15M o los estudiantiles de Valencia) que se produce de forma sistemática en los medios.

La única vía que queda para discursos alternativos a los mayoritarios (en su alcance aunque no en su origen) es Internet, que todavia no tiene alcance global en la sociedad. Esto condiciona el pensamiento de la sociedad en particular y de los ciudadanos en particular desde la infancia.

En el siguiente enlace, el escritor y economista Jose Luis Sampedro denuncia esta manipulación de las mentes, señalando la diferencia existente entre la libertad de expresión y la de pensamiento, sin la cual la primera no tiene ningún valor.
http://www.lasexta.com/media/swf/players/sextaon/player.swf

José Luis Sampedro y la visita del Papa

19 julio, 2011

El escritor y economista José Luis Sampedro habla del papel de la religión en la actual sociedad española y de su repercusión en las relaciones entre el Estado y la Iglesia Católica: