Posts Tagged ‘15M’

El pueblo es el enemigo del PP

11 abril, 2012

El Gobierno sueña con una ciudadanía sumisa. Para conseguirlo ha elegido el camino de la fuerza. Pretende hacer una reforma legal  para criminalizar toda protesta cívica ajena a sus intereses. Todo un atentado contra los derechos humanos.

El PP añora un pasado teñido de grises en el que la imposición del orden era la regla básica de la sociedad. Por ello no dudan en utilizar la coacción física y penitenciaria institucional para infundir el miedo en la población. Rajoy no quiere más protestas sociales que le hagan seguir perdiendo apoyo en los sondeos.

Además de la persecución mediática y la campaña de desprestigio contra cualquier manifestante que viene haciendo la derecha de este país desde los inicios del movimiento 15M, ahora amenazan con meter en la cárcel a cualquiera que luche por sus derechos.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, pretende equiparar como delito de atentado contra la autoridad la resistencia activa y ¡pasiva!, y como delito de integración en organización criminal la difusión a través de Internet o las redes sociales de concentraciones que deriven en actos violentos, con una pena mínima de prisión de dos años.

En la práctica, la reforma que pretende llevar a cabo el PP supondrá la eliminación de derechos fundamentales de la ciudadanía como la libertad de expresión o de reunión. También será la legalización y la confirmación del apoyo institucional para la brutalidad policial indiscriminada.

Los hechos no hacen más que confirmar que el sistema democrático español no es más que la expresión de dominación de los poderes económicos, políticos y mediáticos sobre los intereses de la sociedad en general y de los más desfavorecidos en particular. Sólo hay que observar quién paga los platos rotos de la crisis y quién se va de rositas. Desgraciadamente el monopolio de la violencia está en manos equivocadas.

 

 

#spanishrevolution, ¿qué ha pasado aquí?

15 noviembre, 2011

El domingo laSexta emitió el documental #spanishrevolution, ¿qué ha pasado aquí?, un reportaje sobre el movimiento 15M desde su aparición en la sociedad civil española hasta la actualidad. En él se contextualiza la situación económica, política y social que propició su creación, así como su evolución en el tiempo y su influencia en la sociedad. Y lo más importante, se da la oportunidad a sus integrantes de difundir sus motivaciones y sus objetivos sin prejuicios, algo excepcional en el panorama mediático español.

En el reportaje se destaca la brutalidad policial que sufrieron los manifestantes pacíficos, e incluso algunos periodistas , presentes en las concentraciones ciudadanas. En este aspecto cabe destacar la desfachatez de Felip Puig, Consejero de Interior de la Generalitat de Cataluña. Este individuo, por llamarle de alguna forma aunque ni siquiera merezca ese apelativo, presume en el siguiente fragmento del documental de las cargas policiales de los Mossos d’Esquadra el 27 de mayo, y vincula a los manifestantes con una “crisis de valores y de respeto al principio de autoridad.”

Juzguen ustedes mismos si la actuación policial es proporcionada con las circunstancias y si Puig encarna los valores adecuados desde el punto de vista de la moralidad. Él desde luego no parece tener dudas.

Tampoco tiene desperdicio la opinión de la delegada del Gobierno en Madrid, María Dolores Carrión, quien justifica detenciones de manifestantes en agosto porque ¡tenían numerosos antecedentes penales! Todo un ejemplo de estado de derecho y de respeto a la presunción de inocencia. Impotencia es lo que se siente al tener que aguantar que incompetentes como esta señora ocupen altos cargos públicos.

‘#spanishrevolution, ¿qué ha pasado aquí?’ es un documento muy interesante para entender la postura crítica de una gran parte de la sociedad española hacia la élite política y económica. Para los que lo quieran ver completo está disponible en los siguientes enlaces a  la web de laSexta y Youtube.

Todos unidos por un cambio global

16 octubre, 2011

Una ola de indignación recorre el planeta. La falta de democracia y la injusticia del sistema financiero mundial han hecho que millones de personas salieran a la calle el 15 de octubre en todo el mundo por un cambio global.

Las principales capitales mundiales vieron al pueblo tomar las calles para manifestar su estado de frustración con el sistema político-financiero internacional.

Como no podia ser de otra forma, el epicentro de las protestas fue Madrid, cuna del movimiento 15M, donde alrededor de 500.000 personas segun los organizadores tomaron el camino de Cibeles hasta Sol en la marcha más multitudinaria del movimiento de indignación internacional.

Y para los aficionados a medios de comunicación reaccionarios que se dedican a marginar y criminalizar a la ciudadania que exige sus derechos definiéndola como una minoria radical y caótica ,  este vídeo muestra el aspecto de la Puerta del Sol madrileña y de sus alrededores en torno a las 20:30 horas del día de ayer.

Las personas de todo el mundo han dejado al margen las diferencias culturales para unirse en torno al factor que integra actualmente el mundo globalizado: el dominio del capitalismo financiero sobre las políticas locales y el día a día de los ciudadanos.

Ante esta realidad la población mundial ya se ha hecho oír, ahora habrá que ver si las altas esferas están dispuestas a escuchar las advertencias de un sistema destinado al colapso. Lo está porque es incapaz de cubrir las necesidades de la gente, de garantizar el derecho a servicios básicos como la vivienda o el trabajo, porque obliga a pagar por las crisis a los ciudadanos de a pie, o porque permite que una minoría maneje la mayor parte de los recursos del planeta mientras millones de personas mueren de hambre en el mundo.

¡Basta ya de represión!

2 agosto, 2011

Es vergonzoso lo que está pasando en la Puerta del Sol de Madrid. Si durante la madrugada de hoy la Policía Nacional ha desalojado a los “indignados” que estaban concentrados en la plaza, el Gobierno ha cerrado por la tarde todos los accesos a Sol, incluido el metro y los trenes de Cercanías. Ésta es la respuesta de un Gobierno que se define de izquierdas ante las demandas sociales.

Haciendo uso del monopolio del ejercicio de la violencia, del que se pierde legitimidad desde que se utiliza contra ciudadanos pacíficos, las Fuerzas de Seguridad del Estado han desalojado sin pudor a todos las personas de la Puerta del Sol y han acordonado la zona, impidiendo la entrada de periodistas y de cientos de ciudadanos.

Este sistema tiene poco de democrático en su esencia, es una dictadura enmascarada que deja a los individuos impotentes ante la imposibilidad de  autonomía para decidir el camino por el que encauzar sus proyectos de vida. De ahí la revolución que está empezando su camino, y que tiene aún mucho por recorrer para liberarse de una democracia anquilosada en el pasado, con círculos de poder herméticos ante la demanda de derechos de la sociedad más preparada de la historia de España.

El verdadero debate está en la calle

30 junio, 2011

Poco o nada de lo dicho en el debate sobre el estado de la nación importa realmente a los ciudadanos. Mientras los líderes de los partidos políticos se enzarzaban en ataques y reproches y los medios siguen -o les hacen- su juego centrando sus recursos en discutir quién ha ganado, en la Puerta del Sol cientos de personas han participado en un debate multitudinario durante el miércoles y el jueves.

Todo un ejemplo de democracia participativa y deliberativa, donde todos los presentes tienen total libertad para proponer y debatir sobre los temas que de verdad les importan.


En la macroasamblea de Sol se han tratado asuntos como los desahucios, la educación, el copago, la transparencia de la gestión política, el control de los mercados o los mecanismos de participación ciudadana en la democracia.


Al recordar el debate del Parlamento y el de los medios de comunicación uno piensa que forma parte de dos mundos paralelos, pues poco tuvo que ver lo que se vivió en el Congreso y lo que preocupa a los periodistas con lo que quiere cambiar la gente de la calle.

Éste es el gran problema de una democracia en la que tanto la clase política como los medios viven alejados de una ciudadanía a la que ni con movimientos cívicos de gran alcance como el 15M son capaces de acercarse.