Posts Tagged ‘corrupción’

Capitalismo de amiguetes

14 enero, 2014

Los escándalos de corrupción en torno a la oligarquía española se amontonan. El registro a la sede del PP, la imputación de la infanta o las obras de Sacyr en Panamá forman parte de la imagen que transmite el país al exterior. Como si de un teatrillo se tratara, las noticias y filtraciones dejan ver lo que se mueve detrás del telón, lo que los actores esconden debajo del papel que representan frente al gran público. La hipocresía de los defensores del neoliberalismo que hacen su fortuna a base de repartirse los recursos del Estado va quedando al descubierto. Es el capitalismo de amiguetes que han organizado el que ha regido el funcionamiento de la economía en España desde hace años, el que ha sumido a este país en un pozo de corrupción y pobreza.

La enorme colección de mensajes y correos en torno al ex presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, es una muestra de cómo han funcionado las relaciones de poder en las últimas décadas. En ellos quedan retratados, entre otros, personajes como Esperanza Aguirre o José María Aznar, grandes defensores de la competencia, el libre mercado y la meritocracia, pero solo de cara al público. En las conversaciones del ex banquero, compañero de pupitre de Aznar y puesto a dedo por éste, se ve como los que se llenan la boca hablando de mamandurrias colocaban a sus conocidos en la caja e influían en el destino de los millones de euros que se destinabas a prácticas nada rentables, como la compra de arte o la financiación del Real Madrid.

blesa-aznar

Una parte fundamental en la trama de los amiguetes que controlan los recursos económicos de España son los grandes empresarios, como Arturo Fernández o Díaz Ferrán, enriquecidos gracias a contratos con las administraciones públicas y créditos sospechosos al mismo tiempo que defienden la austeridad y los sacrificios para el resto de la población. Buena muestra de ello es el catálogo de empresas, sobre todo constructoras, que aparecen como donantes del PP en los papeles de Bárcenas, cuyas prácticas sistemáticas de añadir sobrecostes a las obras ya conocen en Panamá gracias a Sacyr.

Como los ya citados hay muchísimos casos más que demuestran la falta de nuestra oligarquía: la venta de viviendas sociales a fondos buitre, la amplia gama de familiares del PP y miembros de Nuevas Generaciones como Carromero colocados a dedo como asesores, el caso Nóos, la misteriosa fortuna del rey…

Los Blesa, Gallardón, Aguirre, Aznar, Borbón, Botín, Ignacio González, Díaz Ferrán, Fabra, Matas, Blasco, Camps, Urdangarin…,con la cooptación de algunos socialistas y sindicalistas que merecen el mismo desprecio, son la camarilla corrupta que ha dirigido este país repartiéndose el pastel de lo público a través de comisiones, privatizaciones y adjudicaciones a dedo, a costa de empobrecer al resto de la población. Un entramado de políticos, banqueros y grandes empresarios que viven la dolce vita a base de favores y enchufes, alejados de los problemas del resto de la gente.

Es la oligarquía que nos dice, a través de sus medios de comunicación, que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, que tenemos que pagar por nuestros pecados. Los que hablan de austeridad cuando se trata de cubrir los derechos fundamentales como sanidad, educación, pero que no dudan en usar los fondos públicos para aumentar el gasto militar o de represión policial.

Noticias como el caso Bárcenas o el caso Blesa son de magnitud y gravedad suficientes como para hundir a cualquier gobierno democrático. Que los mismos que han cometido estas tropelías sigan detentando el poder y encabezando las encuestas refleja que algo no va bien en la sociedad española. Da la sensación de que una parte de la ciudadanía se ha acostumbrado a la corrupción que inunda el sistema.

Anuncios

Marca España 2013

31 diciembre, 2013

El año 2013 ha sido nefasto para la mayoría de los españoles. Si entendemos como Marca España la imagen que ofrece el país al exterior, durante este periodo, por desgracia, nuestras señas de identidad han sido temas como la pobreza, la corrupción y la represión.

Corrupción

El caso Bárcenas ha destapado la trama de corrupción en la que ha estado inmerso el Partido Popular durante los últimos años. Todo parece indicar que la financiación irregular y el reparto de dinero negro han funcionado de manera sistemática en Génova 13 y en algunas sedes provinciales del PP, a pesar de que quieran vendernos que todo ha sido obra de una manzana podrida que actuaba en solitario.

Los SMS entre Rajoy y Bárcenas, en los que el presidente mostraba su apoyo al ex tesorero una vez que se sabía que éste tenía dinero en Suiza, son un ejemplo de la complicidad del PP con la corrupción. Que este escándalo no haya provocado la caída del Gobierno demuestra la falta de calidad de nuestra democracia.

Además del famoso “Luis, sé fuerte” de Rajoy, se podrían hablar de muchos más casos en los que la justicia se ha puesto, de forma más que sospechosa, del lado de los presuntos corruptos (infanta Cristina, Blesa, el ático de Ignacio González…).

Represión

El Gobierno ha optado por la violencia para asustar a la ciudadanía e imponer sus políticas. Esta actitud abarca desde la modificación de la legislación para impedir el ejercicio del derecho a manifestación mediante multas desorbitadas, hasta la represión policial contra los que protesten en la calle.

El último ejemplo lo vivimos en las concentraciones contra la ley del aborto, donde los policías agredieron a las mujeres que se reunieron para manifestar su rechazo a la misma.

Pobreza

España tiene a un 20,7% de la población por debajo del umbral de la pobreza y es el país de la Unión Europea con mayor índice de desigualdad. Mientras el número de millonarios crece, sube el precio de servicios esenciales como la luz, el transporte público o los medicamentos.

Una muestra de la situación actual del país es el éxito del documental No Job Land, que refleja la situación de precariedad en la que viven muchas familias españolas.

Futuro

Dada la insensibilidad que muestra el Gobierno ante los problemas y el sufrimiento que sus políticas causan en la gente, parece difícil mirar con optimismo al 2014. El devenir de España dependerá mucho de la presión social que la ciudadanía muestre en la calle, así como del resultado de las elecciones europeas, algo ciertamente imprevisible en estos momentos. Como diría Josep Fontana, el futuro es un país extraño.

Los miserables

8 agosto, 2013

El portavoz adjunto del Partido Popular en el Congreso, Rafael Hernando, se ha atrevido a  decir que la responsabilidad de que los niños pasen hambre es de sus padres. Este señor debe ignorar la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que reconoce en los Estados la obligación de proporcionar a la población las condiciones materiales mínimas para su subsistencia. La culpa de que la tasa de pobreza en España sea del 21,8% (de las más altas de la Unión Europea) es del Gobierno que permite esta situación.

Lo que demuestran las chulescas declaraciones de Hernando es que el PP ha alcanzado un nivel de desfachatez sin igual, sus integrantes ya ni siquiera disimulan su desprecio a la ciudadanía. Al contrario, estos patriotas de pacotilla que usan a Gibraltar para desviar la atención de la corrupción en la que viven, hacen gala de su soberbia y su cinismo sin ningún reparo para reírse de la democracia y del pueblo español.

Estos miserables se llenan los bolsillos de dinero público mientras favorecen los intereses de la minoría más poderosa y promueven la precariedad más absoluta en el resto de la población. Es un crimen que millones de parados  no reciban ninguna prestación y se regalen millones de euros a la banca y a fabricantes de armamento. Sin ir más lejos, en las últimas semanas el FROB ha dado por perdidos 36.000 millones de euros. Para que luego digan que no hay dinero para los desempleados, para educación y para sanidad.

Los liberales del PP nos quieren hacer creer que el Estado no tiene ninguna responsabilidad con la población, sin embargo, se sirven de los recursos públicos para enriquecerse y establecerse en las instituciones de forma permanente con la complicidad de sus medios de comunicación, que criminalizan a los que denuncian  la injusticia social en la que vivimos, casos como el 15-M, la PAH o el SAT, ejemplos de lucha popular por el bien de los más desfavorecidos que deberían ser referentes morales en nuestro país. Sin embargo, el egoísmo y el individualismo son los valores supremos de la derecha, cualquiera que se salga de su guión establecido es ETA.

Desgraciadamente, a día de hoy, los que mandan en España con un poder absoluto, sin rendición de cuentas ante la ciudadanía, son los inmorales, los que engañan en las campañas electorales, los que cobran sobresueldos de dinero público (de justicia según ellos), los que se mandan SMS de apoyo con evasores fiscales o los que cobran dietas de alojamiento de 1.823 euros mensuales pese a tener viviendas en propiedad en Madrid, como el propio Hernando.

El gobierno de los miserables tiene que acabar y el poder tiene que cambiar de bando. Eso sí es de justicia.

Policías al servicio de la mafia

20 julio, 2013

El 18 de julio  miles de ciudadanos de todo el país se reunieron ante las sedes del Partido Popular en una jornada denominada “barbacoa destituyente”. Un nombre simbólico para protestar contra la ola de corrupción que inunda al PP.

Uno de los hashtags con que se siguieron las manifestaciones en Twitter fue #QueSeVayaLaMafia. Desgraciadamente, no parece que estén muy por la labor de irse. En lugar de eso, optaron, una vez más, por poner las fuerzas de seguridad, pagadas por todos los ciudadanos, al servicio de la minoría corrupta que gobierna España como si fuera su cortijo particular.

La policía tuvo una actitud violenta, con golpes e identificaciones arbitrarias incluso a periodistas, todo con el objetivo de intimidar a los ciudadanos que salieron a las calles para defender los intereses de la mayoría de la sociedad.

La casta del PP se aferra al poder por encima de todo. Como vemos en las imágenes, no duda en utilizar a los antidisturbios como su cuerpo de seguridad privado.

A la caza del juez Castro

5 abril, 2013

El juez José Castro se ha atrevido a imputar a la infanta Cristina, algo que no se puede tolerar en un país en el que la monarquía parece intocable por muy corrupta sea. Por eso, la maquinaria político-mediática conservadora ha iniciado una campaña de desprestigio contra el magistrado.

La Casa Real ha criticado abiertamente la imputación, pisoteando la supuesta independencia de la monarquía respecto a los poderes del Estado.

Los ataques a la independencia judicial vienen también del PP, que ha calificado a Castro como “juez estrella” con el fin de descalificar su actuación, algo comprensible ya que los principales emisores de dinero público a Iñaki Urdangarin fueron la Comunidad Valenciana y las Islas Baleares (gobernadas por los populares).

Como siempre, para sostener los intereses de la oligarquía poderosa están los medios de comunicación de turno. No hay más que ver las críticas al juez Castro de las portadas de los “prestigiosos” periódicos La Razón y ABC.

larazon_750abc_750

Una vez más ambos diarios son meros títeres de la ejemplar monarquía española (la misma de la que no sabemos todavía si ha regularizado la herencia de Juan de Borbón o continúa en Suiza).

También está la versión más light de defensa de la monarquía, la que intenta salvarla vendiendo al príncipe Felipe como un gran hombre de Estado (ahora va a resultar que escribe sus propios discursos…), vamos que con él la monarquía molaría mucho más. Es el caso de El País y El Mundo.

 elpais_750elmundo_750

Es evidente que, por mucho que la ciudadanía o algunos jueces lo quieran, la justicia no es igual para todos. Un ejemplo de ello es el recurso del fiscal anticorrupción de Baleares a la imputación de la infanta Cristina, a pesar de los 14 indicios que Castro señala en su auto, algo verdaderamente insólito.

La monarquía continúa gozando de privilegios y de poderes injustificables en una sociedad democrática. No se puede permitir que un Gobierno, como el de Mariano Rajoy (supuestamente soberano), tenga que negociar con la Casa Real su inclusión y los términos de la misma en la ley de transparencia.

Es inconcebible para la ciudadanía que haya una institución por encima del resto, es una situación antidemocrática amparada por PP y PSOE durante los últimos 35 años que hace necesario un referéndum para que el pueblo español acabe por fin con la monarquía y  emprenda un proceso constituyente hacia una república social y democrática.

Represión para tapar la corrupción

5 febrero, 2013

Más allá del mensaje oficial de transparencia del Partido Popular, el Gobierno está utilizando a la policía para silenciar a la ciudadanía ante el escándalo de los presuntos cobros de dinero negro que afectan a Mariano Rajoy y María Dolores de Cospedal entre otros.

Una vez más, ya es práctica habitual, el PP usa a las cuerpos de seguridad del Estado para atemorizar a la población y silenciar la corrupción generalizada con que funciona el partido desde hace años.

En el siguiente vídeo se ve a la policía identificar a las personas que participaron en las protestas contra la corrupción por las calles de Madrid el 3 de febrero.

Métodos dictatoriales, de los que no se han hecho eco los principales medios de comunicación, para sostener un sistema que dista mucho de ser una verdadera democracia. No hay más que ver a Mariano Rajoy compareciendo desde un monitor de televisión ante la prensa, sin preguntas claro, para explicar su implicación en los papeles de Barcenas.

Está claro que los dirigentes del PP han decidido aferrarse  al cargo sea como sea; están dispuesto a utilizar toda clase de recursos para silenciar la voluntad popular y seguir gobernando a base de mentiras con total impunidad.

 

“Fatimagate”, quien calla otorga

3 julio, 2012

El periódico El País publicó ayer una información en la que acusa a la ministra de Empleo, Fátima Báñez, de filtrar a los medios información confidencial sobre un ERE realizado por el PSOE. Aunque parezca mentira, todavía nadie ha hablado para desmentir las acusaciones.

Es más, Fátima Báñez se ha limitado a hablar de las cifras de paro en un acto público y ha salido corriendo en cuanto ha visto a una periodista que le preguntaba por el asunto. ¡Menuda transparencia! Se nota que la ministra tiene un buen maestro en Mariano Rajoy en eso de salir huyendo de los periodistas sin dar la cara.

En cualquier país serio  o en cualquier democracía eficaz, un gobernante habría aclarado rápidamente su implicación en un asunto tan grave como es utilizar su cargo público para perjudicar a sus oponentes políticos. Pero aquí también “Spain is different”.

No sólo llama la atención la actitud cobarde de un miembro de este Gobierno, pues es algo habitual que falten al respeto a los ciudadanos sin ningún pudor. Es aún más llamativa la actitud de los medios de comunicación, que ni siquiera ejercen presión sobre la ministra para que hable, sólo se ocupan de la celebración de la Eurocopa.

Todo ello muestra la repugnante red de relaciones de dependencia existente entre los partidos políticos y los medios de comunicación. Ambos se apoyan mutuamente con el fin de perpetuar su posición dominante sobre la sociedad. Todo un ejercicio de corrupción que perjudica los intereses de la ciudadanía y contribuye al mantenimiento de un sistema en el que la democracia, en cuanto a poder del pueblo, brilla por su ausencia.

Cobarde Rubalcaba

16 abril, 2012

Esta mañana el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha acudido a Los desayunos de TVE. Como era de esperar, y a pesar de la insistencia de la presentadora Ana Pastor, Rubalcaba ha evitado culaquier crítica a la monarquía y a la figura del rey Juan Carlos.

La actitud de Rubalcaba no puede ser más cobarde, se ampara en la lealtad institucional para no criticar lo indefendible para la mayor parte de la sociedad española. Parece que el ex vicepresidente del Gobierno no se ha enterado de que en democracia los partidos políticos tienen la obligación de dar su opinión a los ciudadanos, no a los monarcas.

La falta de transparencia de Rubalcaba no hace más que empeorar la imagen del PSOE, que ya está bastante deteriorada. Es humillante ver cuál es la alternativa política mayoritaria al Partido Popular en este país.

El silencio del PP es comprensible y no sorprende en absoluto, pues es su política habitual de ocultación de información a la ciudadanía, y con la monarquía no iban a actuar de forma diferente, por algo son la formación política heredera del aparato franquista.

Tomás Gómez y Patxi López han sido los únicos miembros destacados del PSOE que se han atrevido a criticar el comportamiento repugnante del monarca. Pero claro, ni por asomo han llegado a denunciar la injusticia histórica que supone la supervivencia de una institución tan corrupta como la monarquía.

El PSOE ha aceptado una monarquía directamente heredera del franquismo como una institución perpetua para España. Con esta forma de actuar, es cada vez más evidente que el PSOE dejó de ser un partido de izquierdas hace mucho tiempo. Es simplemente un partido conservador corrompido por el poder y aferrado al statu quo y a sus instituciones, por muy denigrantes que sean para el pueblo español.

Por el bien de todos, el PSOE debería dejar paso a una fuerza política progresista que represente realmente a la izquierda de este país.

El rey Juan Carlos y la corrupción del sistema

14 abril, 2012

Un país en crisis. Más de cinco millones de parados. Largas colas en los comedores sociales. Recortes en los servicios básicos. El rey Juan Carlos, después de declarar que le quita el sueño el desempleo de los españoles, se va de cacería a Botsuana y se rompe la cadera. Todo esto el 14 de abril, 81 años después de la proclamación de la II República.

No puede ser una situación más esperpéntica. La población luchando cada día por llegar a fin de mes mientras todos los españoles financiamos las aventuras del sucesor de Franco. El colmo de la irracionalidad.

Imagen del rey colgada en la web de Rann Safaris en 2006         Imagen de 2006 colgada en la web de Rann Safaris

El módico precio que  cuesta una licencia de caza de un elefante en el país africano es de 37.000 euros, de 36.000 euros la de un león y de 23.000 euros la de un búfalo. Nada que una sociedad sin valores no pueda soportar. Además, a este paso dentro de nada será más caro coger el metro.

Todo cuando en España, según Caritas, el 22% de los hogares viven por debajo del umbral de la pobreza y hay 11,5 milones de personas en riesgo de exclusión social.

Por supuesto, el debate en torno a la decencia de la monarquía como forma de Estado, a pesar de haber sido instaurada por un dictador que acabó con uno de los regímenes democráticos más avanzados de su época, no se ve en los medios de comunicación convencionales.

Los informativos se limitan a dar detalles de la operación de Juan Carlos y de su estado de salud, sin criticar ni por asomo su conducta deplorable. Del PP y del PSOE, partido en teoría republicano, tampoco se puede esperar nada. Las críticas a la monarquía sólo tienen cabida en Internet, donde se atisba una verdadera libertad de expresión.

El lunes en las tertulias políticas oiremos las típicas opiniones que se escuchan en la televisión y en la radio sobre la Corona:” ¡Qué campechano que es el rey!”, “la monarquía cuesta menos en España que en otros países”, “el rey ha hecho mucho por la democracia”… En fin, continuará la manipulación mediática financiada por los grandes grupos económicos gracias a unos “periodistillas” que en lugar de representar los intereses de la ciudadanía, sólo son protavoces de las altas esferas corruptas del sistema.