Posts Tagged ‘Cristina Cifuentes’

Terror policial contra el 25-S

26 septiembre, 2012

El Estado represor bajo el que se protege el Gobierno quedó en evidencia en la manifestación del 25-S en torno al Congreso de los diputados. Las imágenes de brutalidad  policial contra los ciudadanos han dado la vuelta al mundo. Curiosamente, y no es casual, los medios extranjeros han dado más importancia a la gravedad de las agresiones que los medios nacionales.

En su afán por difundir el terror, los antidisturbios llegaron incluso a sembrar el caos en la madrileña estación de Atocha. Viajeros y periodistas no escaparon a la ola de violencia de los mercenarios del Gobierno.

La guerra sucia de la policía ha quedado al descubierto. Las imágenes de la manifestación demuestran que son agentes infiltrados los que provocan los enfrentamientos con el objetivo de criminalizar a los manifestantes.

Por supuesto, los periodistillas al servicio del poder de los medios de comunicación mayoritarios les siguen el juego sin complejos culpando a los promotores del 25-S de la violencia.

A pesar de la brutalidad de la represión, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, han defendido la actuación policial. Hay que tener poca dignidad…En sus conciencias quedan las detenciones arbitrarias y los heridos, uno de elllos grave con una lesión medular.

Por mucha violencia que ejerzan las fuerzas del orden, la ilegitimidad del Gobierno de Mariano Rajoy es un hecho que no se puede tapar. Las ganas de acabar con la tiranía y la injusticia del sistema son superiores al miedo que se pretende infundir en la sociedad.

Un régimen  que se sirve de tácticas mafiosas para someter a los españoles es incompatible con un sistema democrático pleno, en el que la ciudadanía ejerza la soberanía de hecho, no sólo en una Constitución de forma nominal.

Anuncios

Detenciones arbitrarias en el 15S

16 septiembre, 2012

Durante la multitudinaria manifestación del 15 de septiembre en Madrid contra los recortes de Mariano Rajoy, la policía  detuvo a cuatro personas por el simple hecho de llevar una pancarta de la convocatoria ‘25S-Ocupa el Congreso’.

La delegada del Gobierno de Madrid, Cristina Cifuentes, ha orquestado una campaña de criminalización y persecución de manifestantes pacíficos que sólo pretenden ejercer su derecho a ser ciudadanos soberanos. Todo bajo la justificación de resistencia a la autoridad. Cualquier resquicio, legal o no, para justificar la violencia institucional contra el pueblo sometido.

Los miembros de las fuerzas de seguridad pierden su dignidad al cumplir con la labor de amedrentar a cualquiera que se subleve ante la tiranía de un Gobierno ilegítimo, que llegó al poder por medio de las  mentiras del programa electoral del PP y mantiene su gran estafa a base de represión criminal de la ciudadanía.

Represión criminal del PP

12 julio, 2012

La policía ha reprimido de forma salvaje a las personas, incluidos periodistas,  mujeres y niños, que se han concentrado en Madrid para apoyar la marcha minera. La brutalidad policial ha dejado más de 70 heridos.

El PP no está dispuesto a aceptar que la ciudadanía luche por sus derechos y ponga en peligro su poder. Para ellos toda concentración es un peligro en potencia, y más todavía si cuenta con tanto apoyo como el que recibieron los mineros a su llegada a Madrid la noche anterior a la masacre.


Los antidisturbios han cumplido con su labor de mercenarios al servicio del poder. Como puede verse en el vídeo, sólo pasear por su alrededor puede ser motivo de paliza inmediata.

Entre las numerosas víctimas de los golpes y de los disparos de bolas de plástico de las fuerzas del régimen se encuentran jóvenes como las dos chicas que la policía retiene en la imagen inferior.

´

Incluso una niña resultó herida por el lanzamiento de una pelota. Es la prueba de la represión indiscriminada de todo ambiente hostil a la sumisión al poder dirigida desde La Moncloa.

El PP, con la delegada del Gobierno de Madrid Cristina Cifuentes en el papel de esbirro perfecto, sigue una táctica premeditada de represión física, mediante la brutalidad polical, y económica, mediante multas arbitrarias, de todo disidente político.

El Gobierno muestra con esta actitud su talante dictatorial, con un tufillo franquista que sigue todavía hoy vigente en la derecha española.