Posts Tagged ‘Esperanza Aguirre’

Capitalismo de amiguetes

14 enero, 2014

Los escándalos de corrupción en torno a la oligarquía española se amontonan. El registro a la sede del PP, la imputación de la infanta o las obras de Sacyr en Panamá forman parte de la imagen que transmite el país al exterior. Como si de un teatrillo se tratara, las noticias y filtraciones dejan ver lo que se mueve detrás del telón, lo que los actores esconden debajo del papel que representan frente al gran público. La hipocresía de los defensores del neoliberalismo que hacen su fortuna a base de repartirse los recursos del Estado va quedando al descubierto. Es el capitalismo de amiguetes que han organizado el que ha regido el funcionamiento de la economía en España desde hace años, el que ha sumido a este país en un pozo de corrupción y pobreza.

La enorme colección de mensajes y correos en torno al ex presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, es una muestra de cómo han funcionado las relaciones de poder en las últimas décadas. En ellos quedan retratados, entre otros, personajes como Esperanza Aguirre o José María Aznar, grandes defensores de la competencia, el libre mercado y la meritocracia, pero solo de cara al público. En las conversaciones del ex banquero, compañero de pupitre de Aznar y puesto a dedo por éste, se ve como los que se llenan la boca hablando de mamandurrias colocaban a sus conocidos en la caja e influían en el destino de los millones de euros que se destinabas a prácticas nada rentables, como la compra de arte o la financiación del Real Madrid.

blesa-aznar

Una parte fundamental en la trama de los amiguetes que controlan los recursos económicos de España son los grandes empresarios, como Arturo Fernández o Díaz Ferrán, enriquecidos gracias a contratos con las administraciones públicas y créditos sospechosos al mismo tiempo que defienden la austeridad y los sacrificios para el resto de la población. Buena muestra de ello es el catálogo de empresas, sobre todo constructoras, que aparecen como donantes del PP en los papeles de Bárcenas, cuyas prácticas sistemáticas de añadir sobrecostes a las obras ya conocen en Panamá gracias a Sacyr.

Como los ya citados hay muchísimos casos más que demuestran la falta de nuestra oligarquía: la venta de viviendas sociales a fondos buitre, la amplia gama de familiares del PP y miembros de Nuevas Generaciones como Carromero colocados a dedo como asesores, el caso Nóos, la misteriosa fortuna del rey…

Los Blesa, Gallardón, Aguirre, Aznar, Borbón, Botín, Ignacio González, Díaz Ferrán, Fabra, Matas, Blasco, Camps, Urdangarin…,con la cooptación de algunos socialistas y sindicalistas que merecen el mismo desprecio, son la camarilla corrupta que ha dirigido este país repartiéndose el pastel de lo público a través de comisiones, privatizaciones y adjudicaciones a dedo, a costa de empobrecer al resto de la población. Un entramado de políticos, banqueros y grandes empresarios que viven la dolce vita a base de favores y enchufes, alejados de los problemas del resto de la gente.

Es la oligarquía que nos dice, a través de sus medios de comunicación, que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, que tenemos que pagar por nuestros pecados. Los que hablan de austeridad cuando se trata de cubrir los derechos fundamentales como sanidad, educación, pero que no dudan en usar los fondos públicos para aumentar el gasto militar o de represión policial.

Noticias como el caso Bárcenas o el caso Blesa son de magnitud y gravedad suficientes como para hundir a cualquier gobierno democrático. Que los mismos que han cometido estas tropelías sigan detentando el poder y encabezando las encuestas refleja que algo no va bien en la sociedad española. Da la sensación de que una parte de la ciudadanía se ha acostumbrado a la corrupción que inunda el sistema.

La Telemadrid liberal

4 noviembre, 2012

El siguiente vídeo muestra la entrevista de Jordi Évole, presentador del programa de televisión Salvados, a Ángel García,  portavoz de la plataforma Salvemos Telemadrid.

Las maniobras usadas por Esperanza Aguirre para convertir Telemadrid en su arma propagandística son todo un ejemplo de manipulación informativa. Lo más grave de todo es que se utilice para ello un medio de comunicación público, financiado con los impuestos de todos los madrileños.

La utilización de las televisiones públicas en su propio benefico demuestra la hipocresía de la derecha española que se autoproclama liberal, pues al mismo tiempo que ataca todo lo público, no duda en usar el dinero de los contribuyentes para enchufar a sus más fieles seguidores y montar  campañas propagandísticas verdaderamente vergonzosas.

El adiós de Esperanza Aguirre… por fin una buena noticia

17 septiembre, 2012

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha anunciado su dimisión. Quién sabe lo que habrá detrás de esta sorprendente decisión en un partido político, el PP madrileño, lleno de sombras y de sospechas de corrupción y espionaje.

Con el adiós de Aguirre se va una adalid del liberalismo y el libre mercado, fachada bajo la que se esconde la promoción de una sociedad clasista acorde con los ideales de la señora condesa.

Durante el mandato de Aguirre,  la Comunidad de Madrid ha vivido una época de esplendor para el sector privado y, por oposición, de declive de lo público. Esperanza ha favorecido la gestión privada de servicios básicos como la enseñanza o la sanidad. Siguiendo su dogma liberal, ha presumido de bajar impuestos a las rentas más altas mientras que ha subido de forma desorbitada el precio del transporte público y de las tasas universitarias y de formación profesional.

En definitiva, el ideal de Aguirre es  una sociedad en la que su amada libertad es directamente proporcional al nivel de renta (como ha comprobado Sheldon Adelson con su Eurovegas), una sociedad injusta en la que la desigualdad de oportunidades es el rasgo distintivo.

Para llevar a cabo su plan de Gobierno, Aguirre no ha dudado en mantener un control férreo de Telemadrid (parece que en esto no le interesaba el liberalismo), convirtiendo el canal público, financiado con los impuestos de todos los madrileños, en un soporte propagandístico de su gestión, un nido de pelotas serviles afines a la presidenta bajo el disfraz de periodistas. La creación de la plataforma “Salvemos Telemadrid” es el resultado de la vergonzosa manipulación del canal público llevada a cabo.

La marcha de Aguirre de la política, si es que es definitiva, supone una gran noticia para la ciudadanía. Por desgracia, su obra sera continuada por su vicepresidente Ignacio González…esperemos que por el menor tiempo posible por el bien de los madrileños.

¿Qué he hecho yo para merecer esto?

12 abril, 2012

La teoría política dice que los sistemas democráticos, gracias a la competencia entre distintos partidos políticos y a la labor crítica de los medios de comunicación, deben asegurar que los mejores lleguen a gobernar, lo que se traduce en el bien común. Qué alejada está la realidad…Veamos varios ejemplos de nuestros gobernantes.

En tiempos de campaña electoral, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se vendía a él y a su partido como los salvadores de España. El PP era el único capaz de sacarnos de la crisis, los ocho años de Gobierno de Aznar lo avalaban. Total, qué más da quién provocara la burbuja inmobiliaria.

Eso sí, Rajoy no desveló en ningún momento medidas concretas para mejorar la economía, su plan era sencillamente “hacer las cosas como dios manda”.  Ya en el Gobierno, el señor Rajoy ha mostrado de qué pasta está hecho. El siguiente vídeo es un ejemplo de su liderazgo, de cómo explica a los ciudadanos los recortes que hacen que los más desfavorecidos paguen la crisis económica provocada por las altas esferas políticas y económicas.

La escena no puede ser más ridícula. En cuanto Rajoy ve a los periodistas sale huyendo para no dar explicaciones de su gestión. Qué mejor forma de infundir confianza en la población.

Otro ejemplo de demagogia y de mentira descarada a la sociedad es el de la presidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre. Tan sólo unas horas después de declarar que no pensaba subir las tarifas del transporte público de Madrid conocimos la mayor subida  en 10 años.

Si de algo se ha caracterizado Aguirre durante los últimos tiempos es de presumir de bajar impuestos a los madrileños. Así, en vez de pedir un esfuerzo a los grandes ingresos, su fórmula para huir del déficit es subir los servicios básicos de los usuarios del transporte público, que suelen ser trabajadores, desempleados y estudiantes.

¿Nos merecemos esta clase política?¿Acaso alguien que miente o que no da la cara ante los ciudadanos es digno de seguir ostentando un cargo público?

Esta claro que no debería de ser así. El sistema democrático español está plagado de irregularidades y carece de mecanismos capaces de destituir de forma inmediata a aquellos gobernantes que no cumplan con su labor de servicio público. Es una democracia rígida, con un nivel de participación ciudadana lamentable.

¿Cómo es posible que el electorado respalde a estos políticos en las elecciones?

En la práctica, en las democracias capitalistas, la libertad de expresión está subordinada a los medios de producción, lo que se traduce en que sólo las empresas informativas con más recursos económicos puede conseguir que sus mensajes lleguen en masa a la sociedad. La consecuencia es un entorno informativo dominado por la derecha, lo que condiciona los temas que están en la agenda pública y, por tanto, distorsiona gravemente la libertad de pensamiento efectiva en la sociedad.

En España hay un duopolio informativo protagonizado por el PP y el PSOE, lo que dificulta la irrupción en el debate de la sociedad civil de otras alternativas políticas ajenas a los grandes grupos de poder económico, impidiendo la existencia real de una democracia de calidad. Esto explica el hecho de que los políticos de estos partidos, prácticamente hagan lo que hagan, sigan ocupando los puestos de poder.