Posts Tagged ‘estudiantes’

El periodismo basura de La Razón

26 agosto, 2012

La derecha española está nerviosa. Las últimas acciones de desobediencia civil del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) han hecho que el diario La Razón emprenda una campaña de desprestigio contra sus miembros, y en particular contra el alcalde de Marinaleda Juan Manuel Sánchez Gordillo.

El director de La Razón, Paco Marhuenda, se ha convertido en el máximo exponente del periodismo basura. En sus portadas, al más puro estilo de los medios de propaganda totalitarios, busca cualquier resquicio para difamar y criminalizar  a todo aquel que luche en favor de la justicia social. Una buena forma de generar violencia o de justificar la represión estatal.

Para Marhuenda coger productos de primera necesidad para alimentar a los más necesitados, tarea de la que debería ocuparse su querido Gobierno, es el “terror comunista”.

Además, que un sindicalista pase un fin de semana en un hotel de cuatro estrellas es una información digna de portada.

Aunque  más ridícula todavía es su llamada al “patrioptimismo”…

La Razón no es más que un rotativo que utiliza el sensacionalismo exacerbado propio de la prensa rosa junto con un patriotismo de pacotilla. Todo ello con el objetivo de polarizar la sociedad, en un intento desesperado por vender ejemplares y espacios publicitarios en un mercado saturado de medios de derechas.

Su ridícula forma de llamar la atención ha tenido como resultado portadas esperpénticas en las que se ataca a cualquiera que muestre conciencia social, tal como ocurrió el 9 de mayo con los estudiantes que protestaron contra los recortes del Gobierno.

Para La Razón eran hechos noticiables, es decir, de interés público, los detalles personales de los estudiantes. Realmente da vergüenza ajena.

Todo esto ocurre cuando los directores de los medios de comunicación son personajes como Paco Marhuenda. Este señor, que trabajó para el Gobierno de Jose María Aznar, es el caso paradigmático de una persona sin dignidad. Todo un estómago agradecido que cumple su función de títere del Partido Popular, paseándose por tertulias televisivas y radiofónicas defendiendo a Rajoy y promoviendo el modelo de sociedad clasista que interesa a la derecha.

El panorama mediático español, lleno de periodistas sin moral al servicio de las élites político-económicas, es  la consecuencia del control de los medios de comunicación masiva por parte de los grandes grupos financieros y empresariales. El resultado, un oligopolio de basura informativa que tiene como objetivo mantener el statu quo de injusticia y desigualdad en la sociedad.

Anuncios

Los presupuestos de la vergüenza

3 abril, 2012

“Unos presupuestos extraordinarios para una situación extraordinaria”. Es la famosa frase que utiliza el Gobierno para justificar las cuentas para el 2012. Nunca viene mal el miedo para engañar a la gente.

Y es que el déficit del Estado, la crisis económica, el desempleo… todo sirve de excusa para adoptar medidas inmorales que, aunque en teoría son por el bien de todos, siempre favorecen a los mismos, que no son los más pobres precisamente.

Así, los ciudadanos tenemos que aguantar que se nos recorten los derechos laborales y sociales mientras que a los estafadores fiscales se les perdonan sus delitos. Esto sí que es terrorismo, no el vandalismo.

La última pieza del puzzle son los Presupuestos Generales del Estado, que por fin el Gobierno se ha decidido a presentar. El  resumen de los mismos es: recorte, recorte y más recortes.

En las cuentas de los gurús económicos del Partido Popular el gasto social cae un 4,3%. Las partidas destinadas a sanidad descienden un 6,8% y las de las políticas activas de empleo  disminuyen un 21,3%.

También la enseñanza es un gasto superfluo para el PP. Así, mientras que el gasto en Defensa cae un 8,8%, el Ministerio de Educación contará este año con un 21,9% menos de presupuesto, y las becas y ayudas para estudiantes caen un 11,6%. Luego los llamarán delincuentes si se manifiestan.

En total, el ajuste medio de los ministerios es del 16,9%. Sin embargo, el gasto destinado a la Casa Real, institución vital para la economía española, desciende tan sólo un 2%. Vergonzoso.

La conclusión es que una vez más pagan la crisis las clases más desfavorecidas de la sociedad. Parece ser que para el  Gobierno  la sociedad, cuanto más injusta y desigual, mejor.