Posts Tagged ‘Felipe’

Casta de parásitos

1 mayo, 2013

España tiene 6.202.700 parados según la última EPA, con unas tres millones de personas en situación de extrema pobreza. Vivimos en el país de la Unión Europea con mayor tasa de desigualdad, sin embargo, mientras miles de familias no tienen más remedio que sobrevivir sin apenas recursos, tenemos una casta de parásitos que viven a costa del pueblo español.

La situación dramática del país no ha impedido a los príncipes irse de fiesta a la ostentosa coronación de Guillermo de Holanda, un acto importantísimo para nuestro país en el que las aristocracias del mundo se reunieron para celebrar  su supervivencia como clase privilegiada.

CENA DE GALA OFRECIDA POR LA REINA BEATRIZ DE HOLANDA

Por supuesto no sabemos el coste de la asistencia de Felipe y Letizia, para que luego intenten hacernos creer que la Casa Real quiere transparencia. Lo que sí han contado es que la princesa llevó puesta la tiara que Franco regaló a la reina Sofía, una muestra del orgullo que les produce el origen dictatorial de la restauración borbónica.

Mientras tanto el rey Juan Carlos se lo pasó en grande en el Santiago Bernabéu viendo el fútbol en el palco junto a su amigo Florentino Pérez, un español como otro cualquiera con unos cuantos millones de euros de patrimonio, requisito indispensable para contar con el apoyo del monarca.

A pesar de la corrupción de la monarquía, quizás el mayor reflejo de la putrefacción del establishment español son los sobresueldos del Partido Popular (según Carlos Floriano son simplemente sueldos, en plural).  El partido ha reconocido que compensa a sus cargos públicos con otro sueldo, es decir que cobran dos sueldos públicos porque si no, como simples parlamentarios o presidentes de comunidad autónoma ganarían muy poco.

Todo mientras el Gobierno no hace más que recortar en gasto social, condenando a la población más desfavorecida al exilio o, en los casos más extremos, al suicidio. Al fin y al cabo la austeridad y los sacrificios son para los pobres que han vivido por encima de sus posibilidades cobrando menos de 1000 euros y queriendo acceder a sanidad y educación.

En el capítulo de vividores made in Spain no pueden faltar los banqueros. La palma se la lleva Alfredo Sáenz, el consejero delegado del Banco Santander que indultó Zapatero al final de su mandato. El “bueno” de Sáenz ha dimitido antes de que lo inhabilite el Supremo por delincuente, llevándose una pensión de 88´1 millones de euros, un  buen premio para un especialista en encasquetar preferentes y desahuciar a familias.

Desgraciadamente tenemos una casta que ha abusado de su control institucional para enriquecerse a costa del pueblo. Una sociedad con una grave crisis de valores éticos ha permitido su desarrollo, que ha tenido como resultado la gran crisis política y económica que vive España.

La corrupción se ha impuesto a la justicia social, y ya es hora de que la sociedad tome conciencia del problema e invierta la ecuación. Es necesaria una rebelión ciudadana contra las cadenas impuestas por un sistema institucional elitista en el que el bipartidismo y los medios de comunicación han difundido como único discurso que la crisis es un fenómeno coyuntural, sin culpables a los que pedir cuentas.

Hace falta una ola de empoderamiento ciudadano contra la corrupción del sistema político-mediático español, un proceso que nos lleve a una democracia social y participativa en la que el pueblo fiscalice y controle la función pública con exigencia y regularidad, acabando así con la casta formada por la monarquía, los políticos y los medios de comunicación al servicio del capital y poniendo la economía al servicio del bien común.

Anuncios

El príncipe Felipe se preocupa por los jóvenes

23 junio, 2011

Las declaraciones del príncipe Felipe no dejan de parecer irónicas. Desde su posición de heredero desde la cuna  de la Jefatura del Estado considera inaceptable que cunda la desesperanza en la juventud con mayor tasa de desempleo de la Unión Europea (45,4%), y desea que la gente no se sienta excluida de un sistema que se les ha impuesto.

Los jovenes están hartos de un sistema que no les permite participar de las decisiones económicas y laborales que marcarán su futuro, como ha mostrado la irrupción del movimiento 15-M.

Tampoco quieren aceptar una monarquia ilegítima heredada de un régimen dictatorial, e implantada en la democracia española por el desequilibrio de fuerzas del que gozaban en la transición las familias franquistas que lideraron las reformas.

La Constitución de 1978, el argumento más repetido por los defensores de los Borbones, sólo fue aprobada por la población mayor de 51 años. ¿Cómo quiere el príncipe que la población se sienta incluida en este sistema?

Si tanto le preocupan los jóvenes y la ciudadanía, debería mostrarse favoritario a un referéndum sobre la forma de Estado de España, que permita elegir entre Monarquia o República, el sistema legítimo al que no se dio la oportunidad de retornar a los españoles tras la dictadura de Franco.