Posts Tagged ‘La Razón’

A la caza del juez Castro

5 abril, 2013

El juez José Castro se ha atrevido a imputar a la infanta Cristina, algo que no se puede tolerar en un país en el que la monarquía parece intocable por muy corrupta sea. Por eso, la maquinaria político-mediática conservadora ha iniciado una campaña de desprestigio contra el magistrado.

La Casa Real ha criticado abiertamente la imputación, pisoteando la supuesta independencia de la monarquía respecto a los poderes del Estado.

Los ataques a la independencia judicial vienen también del PP, que ha calificado a Castro como “juez estrella” con el fin de descalificar su actuación, algo comprensible ya que los principales emisores de dinero público a Iñaki Urdangarin fueron la Comunidad Valenciana y las Islas Baleares (gobernadas por los populares).

Como siempre, para sostener los intereses de la oligarquía poderosa están los medios de comunicación de turno. No hay más que ver las críticas al juez Castro de las portadas de los “prestigiosos” periódicos La Razón y ABC.

larazon_750abc_750

Una vez más ambos diarios son meros títeres de la ejemplar monarquía española (la misma de la que no sabemos todavía si ha regularizado la herencia de Juan de Borbón o continúa en Suiza).

También está la versión más light de defensa de la monarquía, la que intenta salvarla vendiendo al príncipe Felipe como un gran hombre de Estado (ahora va a resultar que escribe sus propios discursos…), vamos que con él la monarquía molaría mucho más. Es el caso de El País y El Mundo.

 elpais_750elmundo_750

Es evidente que, por mucho que la ciudadanía o algunos jueces lo quieran, la justicia no es igual para todos. Un ejemplo de ello es el recurso del fiscal anticorrupción de Baleares a la imputación de la infanta Cristina, a pesar de los 14 indicios que Castro señala en su auto, algo verdaderamente insólito.

La monarquía continúa gozando de privilegios y de poderes injustificables en una sociedad democrática. No se puede permitir que un Gobierno, como el de Mariano Rajoy (supuestamente soberano), tenga que negociar con la Casa Real su inclusión y los términos de la misma en la ley de transparencia.

Es inconcebible para la ciudadanía que haya una institución por encima del resto, es una situación antidemocrática amparada por PP y PSOE durante los últimos 35 años que hace necesario un referéndum para que el pueblo español acabe por fin con la monarquía y  emprenda un proceso constituyente hacia una república social y democrática.

El periodismo basura de La Razón

26 agosto, 2012

La derecha española está nerviosa. Las últimas acciones de desobediencia civil del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) han hecho que el diario La Razón emprenda una campaña de desprestigio contra sus miembros, y en particular contra el alcalde de Marinaleda Juan Manuel Sánchez Gordillo.

El director de La Razón, Paco Marhuenda, se ha convertido en el máximo exponente del periodismo basura. En sus portadas, al más puro estilo de los medios de propaganda totalitarios, busca cualquier resquicio para difamar y criminalizar  a todo aquel que luche en favor de la justicia social. Una buena forma de generar violencia o de justificar la represión estatal.

Para Marhuenda coger productos de primera necesidad para alimentar a los más necesitados, tarea de la que debería ocuparse su querido Gobierno, es el “terror comunista”.

Además, que un sindicalista pase un fin de semana en un hotel de cuatro estrellas es una información digna de portada.

Aunque  más ridícula todavía es su llamada al “patrioptimismo”…

La Razón no es más que un rotativo que utiliza el sensacionalismo exacerbado propio de la prensa rosa junto con un patriotismo de pacotilla. Todo ello con el objetivo de polarizar la sociedad, en un intento desesperado por vender ejemplares y espacios publicitarios en un mercado saturado de medios de derechas.

Su ridícula forma de llamar la atención ha tenido como resultado portadas esperpénticas en las que se ataca a cualquiera que muestre conciencia social, tal como ocurrió el 9 de mayo con los estudiantes que protestaron contra los recortes del Gobierno.

Para La Razón eran hechos noticiables, es decir, de interés público, los detalles personales de los estudiantes. Realmente da vergüenza ajena.

Todo esto ocurre cuando los directores de los medios de comunicación son personajes como Paco Marhuenda. Este señor, que trabajó para el Gobierno de Jose María Aznar, es el caso paradigmático de una persona sin dignidad. Todo un estómago agradecido que cumple su función de títere del Partido Popular, paseándose por tertulias televisivas y radiofónicas defendiendo a Rajoy y promoviendo el modelo de sociedad clasista que interesa a la derecha.

El panorama mediático español, lleno de periodistas sin moral al servicio de las élites político-económicas, es  la consecuencia del control de los medios de comunicación masiva por parte de los grandes grupos financieros y empresariales. El resultado, un oligopolio de basura informativa que tiene como objetivo mantener el statu quo de injusticia y desigualdad en la sociedad.

La selección española y los medios de alienación masiva

3 julio, 2012

Sí, la selección española de fútbol ha ganado la Eurocopa. Pero, aunque viendo la televisión y  leyendo los periódicos lo parezca, los graves problemas  no se han esfumado de la noche a la mañana. España sigue siendo la campeona de Europa en desempleo.

Desde los grandes medios de comunicación ha habido estos días una campaña de alienación masiva de la población. Las televisiones nacionales y los periódicos rancios han promovido un “atontamiento” general en la sociedad mediante una cobertura distorsionada de la realidad.

Es increíble que las grandes cadenas de televisión de este país hayan dedicado horas enteras de su programación para transmitir la celebración de la selección española, cuando no dedican ni un minuto a los temas que afectan de verdad a la vida de los ciudadanos.

Por poner un ejempo, ¿cuántas televisiones retransmitieron en directo el desalojo de la catedral de la Almudena? Ninguna. En este país no es noticia que familias de deshauciados se refugien en una iglesia y que Rouco Varela, máximo dirigente de la Conferencia Episcopal, pida a la policía que los desaloje.

Esta claro que los medios de comunicación de España son un instrumento en manos de los poderes económicos y políticos, interesados en desviar la atención de los problemas cívicos hacia elementos superficiales y emotivos. Para esto nada mejor que el fútbol, el arma más eficaz para mantener sumisa a la plebe. Si a esto le añadimos campañas de nacionalismo exacerbado tenemos el opio  perfecto para el pueblo.

Resulta vergonzoso que Mariano Rajoy no ofrezca ninguna entrevista a ningún periodista serio para dar la cara ante los ciudadanos. Sin embargo, cuando acabó la final de la Eurocopa concedió una entrevista a Sara Carbonero para hablar exclusivamente de la selección de fútbol. Lo mismo ocurrió con el príncipe Felipe y Juanma Castaño. Estas entrevistas son el ejempo más claro de corrupción periodística en forma de sumisión servil al poder, con unos periodistas (aunque ni siquiera merezcan este calificativo) que se limitaron a hacer la pelota sin ningún rubor a sus interlocutores.

A los políticos  y a las grandes fortunas les interesa una ciudadanía apolítica, al margen de los problemas públicos, indiferente a la incompetencia y a la corrupción. Por ello, los medios de comunicación a su servicio sólo promueven la incultura, por no decir la estupidez, entre la población.

De ahí la continúa “heroización” de los deportistas que se lleva a cabo desde los medios. Eso sí, se trata siempre de deportistas que se comportan como peleles en manos de los políticos y de la Casa Real, siempre dispuestos a utilizar sus triunfos para afirmar su dominación. En cambio se criminaliza y se silencia a todos los ciudadanos que piden un cambio profundo en este sistema.

Qué más da que suban el precio de los medicamentos y de la educación, que se reprima física y económicamente todo movimiento cívico alternativo, que la Comunidad Valenciana haya sufrido los recortes en prevención de incendios o que no haya democracia. Lo importante es que somos españoles y campeones de la Eurocopa…