Posts Tagged ‘radio’

El rey Juan Carlos y la corrupción del sistema

14 abril, 2012

Un país en crisis. Más de cinco millones de parados. Largas colas en los comedores sociales. Recortes en los servicios básicos. El rey Juan Carlos, después de declarar que le quita el sueño el desempleo de los españoles, se va de cacería a Botsuana y se rompe la cadera. Todo esto el 14 de abril, 81 años después de la proclamación de la II República.

No puede ser una situación más esperpéntica. La población luchando cada día por llegar a fin de mes mientras todos los españoles financiamos las aventuras del sucesor de Franco. El colmo de la irracionalidad.

Imagen del rey colgada en la web de Rann Safaris en 2006         Imagen de 2006 colgada en la web de Rann Safaris

El módico precio que  cuesta una licencia de caza de un elefante en el país africano es de 37.000 euros, de 36.000 euros la de un león y de 23.000 euros la de un búfalo. Nada que una sociedad sin valores no pueda soportar. Además, a este paso dentro de nada será más caro coger el metro.

Todo cuando en España, según Caritas, el 22% de los hogares viven por debajo del umbral de la pobreza y hay 11,5 milones de personas en riesgo de exclusión social.

Por supuesto, el debate en torno a la decencia de la monarquía como forma de Estado, a pesar de haber sido instaurada por un dictador que acabó con uno de los regímenes democráticos más avanzados de su época, no se ve en los medios de comunicación convencionales.

Los informativos se limitan a dar detalles de la operación de Juan Carlos y de su estado de salud, sin criticar ni por asomo su conducta deplorable. Del PP y del PSOE, partido en teoría republicano, tampoco se puede esperar nada. Las críticas a la monarquía sólo tienen cabida en Internet, donde se atisba una verdadera libertad de expresión.

El lunes en las tertulias políticas oiremos las típicas opiniones que se escuchan en la televisión y en la radio sobre la Corona:” ¡Qué campechano que es el rey!”, “la monarquía cuesta menos en España que en otros países”, “el rey ha hecho mucho por la democracia”… En fin, continuará la manipulación mediática financiada por los grandes grupos económicos gracias a unos “periodistillas” que en lugar de representar los intereses de la ciudadanía, sólo son protavoces de las altas esferas corruptas del sistema.

Anuncios

Adiós Público

25 febrero, 2012

El diario Público ha cerrado su publicación escrita por la falta de inversores. Esta noticia supone el fin del único periódico de gran tirada a nivel nacional de ideología claramente de izquierdas, si bien mantien su edición digital.

Esto abre el debate en torno a la libertad de expresión en las democracias capitalistas. La realidad es que la capacidad de transmitir la información a gran escala es directamente proporcional a la fuerza económica del potencial transmisor; con lo cual, la libertad propia de la democracia se convierte en una libertad teórica, que en la práctica sólo tienen los grandes emporios empresariales capaces de acumular grandes capitales.

¿Qué ocurre con esto? Que casualmente los que disponen del potencial económico suelen ser los grupos de derechas. Esto se ve reflejado en el panorama mediático español más que en cualquier otra democracia europea. Así, la mayoría de la prensa de este país difunde una ideología conservadora, destinada únicamente a mantener el equilibrio de poder, que en realidad no es más que un desequilibrio a su favor.

La misma situación que se da en la prensa se da en la radio y en la televisión, donde la TDT está inundada de medios ultraderechistas y las cadenas más progresistas han sido absorbidas por grupos más poderosos económicamente, como ocurrió con Cuatro y LaSexta.

Como resultado de la supeditación del mundo mediático al mundo económico, algo que también le ocurre al mundo político, se da la casi total dominción de la comunicación, y por tanto, de los marcos discursivos de la población por parte de los círculos de poder que dominan a las clases trabajadoras. Ejemplo de ello es la inmediata criminalización de cualquier protesta cívica (como los movimientos 15M o los estudiantiles de Valencia) que se produce de forma sistemática en los medios.

La única vía que queda para discursos alternativos a los mayoritarios (en su alcance aunque no en su origen) es Internet, que todavia no tiene alcance global en la sociedad. Esto condiciona el pensamiento de la sociedad en particular y de los ciudadanos en particular desde la infancia.

En el siguiente enlace, el escritor y economista Jose Luis Sampedro denuncia esta manipulación de las mentes, señalando la diferencia existente entre la libertad de expresión y la de pensamiento, sin la cual la primera no tiene ningún valor.
http://www.lasexta.com/media/swf/players/sextaon/player.swf