Posts Tagged ‘República’

El rey Juan Carlos se atreve a dar lecciones de conducta a la ciudadanía

18 septiembre, 2012

Increíble pero cierto. El rey Juan Carlos, no conformándose con vivir de forma lujosa a costa del pueblo, ha publicado una carta en la que define la actitud que la ciudadanía ha de tener en tiempos de crisis.

El rey apela a los valores de la transición para justificar la sumisión ante la injusticia y la tiranía que suponen los recortes de Rajoy. Además, tras la manifestación independentista de la Diada, llama a mantener la unidad de todos, claro, unidad en torno a quien le mantenga viviendo del cuento…

Un sujeto de la catadura moral de Juan Carlos no es, ni mucho menos, el más idóneo para dar lecciones de conducta. No es nadie para discutir el derecho cívico a manifestarse contra la tiranía de un Gobireno ilegítimo por sus mentiras, igual que la Corona es ilegítima por su propia naturaleza, incompatible con un sistema democrático, y por su pasado de apoyo al franquismo.

Ya es hora de acabar con la gran mentira, sostenida por los partidos mayoritarios y los medios de comunicación a su servicio, de que la transición fue un proceso histórico modélico, pues supuso, gracias a la vergonzosa claudicación de la izquierda, la perpetuación en el poder político y económico de la oligarquía franquista. Hay que sustituir los valores de dominación y sumisión a las élites que triunfaron entonces por  valores realmente democráticos.

La soberanía popular radica en el derecho a decidir del pueblo. Por mucho que al rey franquista le moleste, serán los ciudadanos los que, tarde o temprano, tengan que votar si quieren una monarquía corrupta o una república democrática en la que nadie les pueda imponer medidas contrarias al interés general.

Por cierto, según la carta del Borbón estos son los valores que hay que seguir: “el trabajo, el esfuerzo, el mérito, la generosidad, el diálogo, el imperativo ético, el sacrificio de los intereses particulares en aras del interés general, la renuncia a la verdad en exclusiva“. Él no ha practicado ninguno de ellos en toda su vida…

El rey Juan Carlos y la corrupción del sistema

14 abril, 2012

Un país en crisis. Más de cinco millones de parados. Largas colas en los comedores sociales. Recortes en los servicios básicos. El rey Juan Carlos, después de declarar que le quita el sueño el desempleo de los españoles, se va de cacería a Botsuana y se rompe la cadera. Todo esto el 14 de abril, 81 años después de la proclamación de la II República.

No puede ser una situación más esperpéntica. La población luchando cada día por llegar a fin de mes mientras todos los españoles financiamos las aventuras del sucesor de Franco. El colmo de la irracionalidad.

Imagen del rey colgada en la web de Rann Safaris en 2006         Imagen de 2006 colgada en la web de Rann Safaris

El módico precio que  cuesta una licencia de caza de un elefante en el país africano es de 37.000 euros, de 36.000 euros la de un león y de 23.000 euros la de un búfalo. Nada que una sociedad sin valores no pueda soportar. Además, a este paso dentro de nada será más caro coger el metro.

Todo cuando en España, según Caritas, el 22% de los hogares viven por debajo del umbral de la pobreza y hay 11,5 milones de personas en riesgo de exclusión social.

Por supuesto, el debate en torno a la decencia de la monarquía como forma de Estado, a pesar de haber sido instaurada por un dictador que acabó con uno de los regímenes democráticos más avanzados de su época, no se ve en los medios de comunicación convencionales.

Los informativos se limitan a dar detalles de la operación de Juan Carlos y de su estado de salud, sin criticar ni por asomo su conducta deplorable. Del PP y del PSOE, partido en teoría republicano, tampoco se puede esperar nada. Las críticas a la monarquía sólo tienen cabida en Internet, donde se atisba una verdadera libertad de expresión.

El lunes en las tertulias políticas oiremos las típicas opiniones que se escuchan en la televisión y en la radio sobre la Corona:” ¡Qué campechano que es el rey!”, “la monarquía cuesta menos en España que en otros países”, “el rey ha hecho mucho por la democracia”… En fin, continuará la manipulación mediática financiada por los grandes grupos económicos gracias a unos “periodistillas” que en lugar de representar los intereses de la ciudadanía, sólo son protavoces de las altas esferas corruptas del sistema.

Mentiras monárquicas: ¡el Rey no duerme por el paro juvenil!

14 marzo, 2012

Nueva maniobra de propaganda monárquica. El rey Juan Carlos ha comunicado su preocupación por el desempleo juvenil. En un comentario “superespontáneo” el monarca ha declarado que le quita el sueño que la mitad de los jóvenes estén sin trabajo. Muy bueno el chiste…

Ahora resulta que el bribón de Juan Carlos  se desvive por el bienestar de los españoles, pero no le quita el sueño cobrar 292.752 euros anuales el solito, que por no hacer nada y ostentar un cargo público sin ninguna legitimidad para hacerlo no está nada mal.

Sólo falta que nos digan que el rey no dormía cuando acompañaba a Francisco Franco en sus actos de exaltación fascista, o cuando juró los Principios Generales del Movimiento Nacional  y legitimó el golpe de Estado de 1936 ante las cortes franquistas.

Entonces el rey podía dormir a pesar de los millones de españoles asesinados, desaparecidos y detenidos por la dictadura a la que tanto apoyó.

En definitiva, Juan Carlos no es más que un hombre sin escrúpulos, capaz de cualquier maniobra para mantener su posición de poder económico y su situación de usurpación de la jefatura del Estado.

Juan Carlos no tiene ningún derecho a representar a los españoles, a pesar de que los medios de comunicación nos intenten vender que es una gran demócrata que devolvió la soberanía al pueblo. La única realidad es que la monarquía no es más que la prolongación del franquismo en la historia de nuestro país.

El pueblo español habrá recuperado su soberanía cuando sea libre de  decidir quien ocupa la jefatura del Estado. Hasta entonces sólo habrá una pseudodemocracia que no es más que una farsa.

El príncipe Felipe se preocupa por los jóvenes

23 junio, 2011

Las declaraciones del príncipe Felipe no dejan de parecer irónicas. Desde su posición de heredero desde la cuna  de la Jefatura del Estado considera inaceptable que cunda la desesperanza en la juventud con mayor tasa de desempleo de la Unión Europea (45,4%), y desea que la gente no se sienta excluida de un sistema que se les ha impuesto.

Los jovenes están hartos de un sistema que no les permite participar de las decisiones económicas y laborales que marcarán su futuro, como ha mostrado la irrupción del movimiento 15-M.

Tampoco quieren aceptar una monarquia ilegítima heredada de un régimen dictatorial, e implantada en la democracia española por el desequilibrio de fuerzas del que gozaban en la transición las familias franquistas que lideraron las reformas.

La Constitución de 1978, el argumento más repetido por los defensores de los Borbones, sólo fue aprobada por la población mayor de 51 años. ¿Cómo quiere el príncipe que la población se sienta incluida en este sistema?

Si tanto le preocupan los jóvenes y la ciudadanía, debería mostrarse favoritario a un referéndum sobre la forma de Estado de España, que permita elegir entre Monarquia o República, el sistema legítimo al que no se dio la oportunidad de retornar a los españoles tras la dictadura de Franco.