Posts Tagged ‘Rubalcaba’

Rubalcaba defiende la puerta giratoria

21 diciembre, 2013

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, acudió ayer a un programa de televisión en el que Pablo Iglesias, profesor de Ciencia Política, le recriminó la presencia de miembros de gobiernos socialistas en los consejos de administración de las empresas eléctricas. Rubalcaba no dudo en defender la puerta giratoria:

“Yo no creo que sea incompatible militar en el Partido Socialista y estar en un alto puesto en un consejo de administración[…]La gente deja la política, pasan dos años de incompatibilidad y a partir de ahí se colocan donde pueden.”

Además, Rubalcaba se mostró en contra de la nacionalización del sector eléctrico:

“No creo que la solución de la luz sea nacionalizar las empresas eléctricas, son soluciones de otros países, de otro modelo, no estoy de acuerdo con ese modelo, se trata de aplicar la competencia, creo firmemente que tiene que haber competencia en el sector eléctrico.”

“Creo que es mejor que haya un sector eléctrico privado, que haya reglas que garanticen la competencia y por lo tanto que beneficien a los ciudadanos[…]La competencia garantiza que los ciudadanos tienen mejores servicios y la máxima transparencia, eso también es ser socialista.”

Estas frases perfectamente podrían haberlas pronunciado personas como Esperanza Aguirre o José María Aznar, quien liberalizó el sector de la energía en España en 1997. Efectivamente, aunque Rubalcaba parece no acordarse, cuando  formaba parte del Gobierno de Felipe González, el Estado español controlaba el sector eléctrico.

El argumento defendido por Rubalcaba, de que la competencia garantiza que los ciudadanos tienen mejores servicios, es el mismo razonamiento que aplica el PP para defender las privatizaciones de servicios básicos como la sanidad.

Las palabras de Rubalcaba reflejan la conversión ideológica que llevó a buena parte de la socialdemocracia europea, a aceptar, a través de la tercera vía, el dogma neoliberal que ha dominado la política económica durante las últimas décadas. Algo que ha hecho que, a día de hoy, sea muy difícil distinguir la política económica del PP y del PSOE.

Pese a que la desregulación de los mercados financieros tiene mucho que ver con la crisis actual, el PSOE no ha cambiado de postura. Sigue sobre la senda que llevó a Zapatero a someterse a los mercados y al partido a perder la confianza de la mayor parte del electorado de izquierdas.  De ahí la falta de ilusión y las pobres estimaciones electorales que, a pesar del desastroso Gobierno de Rajoy, continúa cosechando la actual dirección del Partido Socialista Obrero Español.

PP-PSOE, culpables de los desahucios

9 noviembre, 2012

La hipocresía de PP y PSOE no tiene límites. Después de años permitiendo que la banca echara a la calle a miles de personas, ahora se presentan como los salvadores de los desahuciados. De repente, como los medios de comunicación han comenzado a transmitir noticias de suicidios*, ambos partidos han pactado elaborar un plan contra los desahucios, por supuesto dejando al margen a las formaciones políticas y sociales que sí llevan años denunciando la injusticia.

El caso es que desde el comienzo de la crisis, allá por 2007, PP y PSOE han vetado todas las propuestas de formaciones de izquierdas que buscaban proteger a los ciudadanos contra los abusos de los bancos.

Por tanto, PP y PSOE  son culpables de los suicidios* que salen por la tele, así como de los que no han salido y de todas las vidas destrozadas por culpa de una ley hipotecaria de 1909 que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha calificado como abusiva e ilegal.

Sin embargo, a pesar de haber vendido a la ciudadanía  a los poderes financieros, nadie tiene la dignidad de dimitir. Es más, tenemos que confiar en que el bipartidismo va a poner a la banca en su sitio.

¿Los mismos individuos que cambiaron la Constitución en una noche para pagar la deuda de la banca con dinero público y que han permitido más de 300.000 desalojos en los últimos años son los más adecuados para cambiar la situación? Si es así, a partir de ahora para apagar  incendios habrá que confiar en  pirómanos…

La inoperancia que los integrantes de ambos partidos han mostrado ante el drama de los desahucios los inabilita para solucionar el problema. Por mucho maquillaje que pretendan hacer, el PP y el PSOE son el brazo político de los grandes bancos.  Por su falta de sensibilidad ante la puesta en la calle de miles de familias, son complices de todas las vidas destrozadas por la falta de una vivienda digna, “responsables del genocidio financiero”, como señala la Plataforma de Afectados por la Hipoteca.

Es más realista pensar que estamos ante una mera campaña propagandística de los dos grandes partidos. PP y PSOE pretenden hacerse un lavado de cara, con el único propósito de evitar un estallido social y salvar sus privilegios, aparentando que les preocupan los intereses de unas personas a las que hace mucho dejaron de representar.

*Suicidio=asesinato del sistema financiero.

La estafa de Rajoy

11 julio, 2012

El presidente del Gobierno Mariano Rajoy ha anunciado un nuevo plan de ajuste en el que, una vez más, los sacrificios son para las clases desfavorecidas, una estafa en toda regla al pueblo español. El plan genial del PP para salir de la crisis consiste en subir el IVA, bajar las prestaciones a los desempleados o bajar el sueldo a los funcionarios. Medidas para el empleo, ninguna. Es más, como estamos sobrados de trabajo se eliminan bonificaciones para la contratación.

Debe ser un plan perfecto, pues los diputados del PP aplaudían con emoción todas las medidas que su presidente anunciaba…

Claro que también puede ser porque son unos pelotas sin conciencia al servicio de las grandes fortunas que sólo se preocupan por mantener su puesto de privilegio a costa de los ciudadanos.

Parece ser que en España la democracia consiste en presentarse a las elecciones con un programa y a los seis meses de Gobierno hacer todo lo contrario sin ningún pudor, no hay más que recordar la campaña erigida por el PP contra la subida del IVA del Gobierno de Zapatero.

Todo esto con una batería mediática a tu disposición es mucho más fácil. Y si Alfredo Pérez Rubalcaba, jefe del principal partido de la oposición, te ofrece un pacto de Estado en vez de luchar por los intereses de sus votantes, más facilidades todavía.

Que el Gobierno del esperpéntico Rajoy, un señor que presume de austeridad y gasta 263.000 euros en ir a devolver el Códice Calixtino a la catedral de Santiago, estafe a la ciudadanía con total impunidad demuestra la falta de soberanía y el déficit de democracia existentes en el Estado español.

Cobarde Rubalcaba

16 abril, 2012

Esta mañana el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha acudido a Los desayunos de TVE. Como era de esperar, y a pesar de la insistencia de la presentadora Ana Pastor, Rubalcaba ha evitado culaquier crítica a la monarquía y a la figura del rey Juan Carlos.

La actitud de Rubalcaba no puede ser más cobarde, se ampara en la lealtad institucional para no criticar lo indefendible para la mayor parte de la sociedad española. Parece que el ex vicepresidente del Gobierno no se ha enterado de que en democracia los partidos políticos tienen la obligación de dar su opinión a los ciudadanos, no a los monarcas.

La falta de transparencia de Rubalcaba no hace más que empeorar la imagen del PSOE, que ya está bastante deteriorada. Es humillante ver cuál es la alternativa política mayoritaria al Partido Popular en este país.

El silencio del PP es comprensible y no sorprende en absoluto, pues es su política habitual de ocultación de información a la ciudadanía, y con la monarquía no iban a actuar de forma diferente, por algo son la formación política heredera del aparato franquista.

Tomás Gómez y Patxi López han sido los únicos miembros destacados del PSOE que se han atrevido a criticar el comportamiento repugnante del monarca. Pero claro, ni por asomo han llegado a denunciar la injusticia histórica que supone la supervivencia de una institución tan corrupta como la monarquía.

El PSOE ha aceptado una monarquía directamente heredera del franquismo como una institución perpetua para España. Con esta forma de actuar, es cada vez más evidente que el PSOE dejó de ser un partido de izquierdas hace mucho tiempo. Es simplemente un partido conservador corrompido por el poder y aferrado al statu quo y a sus instituciones, por muy denigrantes que sean para el pueblo español.

Por el bien de todos, el PSOE debería dejar paso a una fuerza política progresista que represente realmente a la izquierda de este país.

Camaleónico Rubalcaba

11 julio, 2011

Alfredo Peréz Rubalcaba empezó fuerte su carrera como candidato del PSOE a las próximas elecciones generales. En el acto de su proclamación dio un discurso sorprendente, pues poco o nada tiene que ver con su legado como hombre fuerte del Gobierno de Jose Luis Rodríguez Zapatero.

Con su intervención, Rubalcaba inició su marcha hacia la Presidencia con un talante nuevo, dio un giro contundente hacia la izquierda. Muchos, ya ex votantes del PSOE, se preguntarán por qué este cambio de política se produce ahora, y no durante los tres años y medio que llevamos de legislatura. ¿Tendrá que ver el hecho de que se acerca la campaña electoral?

Rubalcaba hizo varios guiños al movimiento 15M. Entre sus palabras: “La democracia tiene dueño, tiene unos dueños que son los ciudadanos. Ésos son los dueños de la democracia.” Estas declaraciones no tienen la más mínima credibilidad si tenemos en cuenta que como ministro del Interior ha permitido varios desalojos violentos a ciudadanos que reclamaban sus derechos de forma pacífica.

Aquí tenemos imágenes del 17 de mayo, noche en la cual las Fuerzas de Seguridad del Estado utilizaron la fuerza para acabar con la acampada de la Puerta del Sol.

No hay que irse tan atrás en el tiempo para recordar a los empleados de Rubalcaba atacar a ciudadanos que luchaban para ser verdaderamente dueños de la democracia. Durante las últimas semanas la Policía Nacional se ocupó de liquidar con métodos nada civilizados los últimos resquicios de acampadas de manifestantes. Así ocurrió en Palma de Mallorca, donde una quincena de manifestantes denunciaron los golpes recibidos por varios agentes.

Desgraciadamente, además de los abusos policiales contra los que Rubalcaba denomina “dueños de la democracia”, los recursos de  los españoles que gestiona Interior también sirven para realizar redadas discriminatorias contra inmigrantes en lugares públicos como estaciones de Metro.

Entre las promesas que hizo el político cántabro destaca la reforma  de la Ley Electoral, una de las reivindicaciones que se llevan haciendo desde hace años, sobre todo por parte de Izquierda Unida, y que ha tomado fuerza con el 15M. Resulta curioso  que después de ocho años gobernando Rubalcaba quiera hacer el sistema más proporcional, más justo, claro está, con la condición de que sea elegido presidente.

La realidad es que tanto PP como PSOE han obstaculizado todas las propuestas para reformar el sistema electoral, tanto a nivel nacional como autonómico. Resulta difícil creer que los máximos estandartes del bipartidismo vayan a hacer algo por cambiarlo.

En el plano económico Rubalcaba prometió implantar un impuesto sobre las rentas más altas y otro sobre las Cajas para crear empleo (no dijo nada sobre la dación en pago). En fin, cualquiera que lo oyera pensaría que es el líder de la oposición al Gobierno de Zapatero…Si realmente el PSOE está dispuesto a cambiar su política de forma drástica hacía la izquierda debe hacerlo ya.

La transformación de Rubalcaba parece no ser más que un intento desesperado de aferrarse al poder, de recuperar un electorado decepcionado con el PSOE  y de obtener el voto de los sectores sociales descontentos con la clase política. Para ello la maquinaria socialista ha comenzado su estrategia de comunicación basada en promesas de cambio para conseguir poco menos que un milagro, remontar los sondeos y ganar unas elecciones que parecen perdidas.